escuelas-de-manejo

Sin categoría

¡Nunca es tarde para aprender a manejar!

23 Oct , 2017  

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

Nunca es tarde para buscar escuelas de manejo, no importa la edad que se tenga. Contaré el testimonio, completamente verídico de una tía. Ella siempre trabajó siendo el ingreso principal de su casa, siempre con un carácter muy fuerte que intimidaba a quien estuviera a su alrededor, pero al mismo tiempo nunca logró superar un accidente en coche que en su juventud vivió. Por ende, siempre se confió a que su esposo la llevara o recogiera, o el chofer que la empresa en la que trabajaba se encargara de movilizarla.

escuelas-de-manejo

Siempre le insistieron sus hermanos que buscara escuelas de manejo, no obstante, ella siempre terca no veía la necesidad en aprender, y más porque estaba instalada en su zona de confort. Pero la vida siempre se encarga de lanzarte de tu comodidad cuando menos te lo esperas, y no siempre de la forma más adecuada. Llegó el día que su esposo se cansó de no generar ingresos, de depender del de “su mujer”, ideas completamente retrogradas y que caen en lo machista, y se fue de su casa. Al final, en la última discusión al ver que ésta no le suplicaba que se quedara, se indignó y le aseguró a mi tía que se iba a arrepentir, que ni siquiera sabía manejar y trasladarse por ella misma.

Evidentemente, mi tía con su carácter le respondió que para ella no había problema alguno el tener que buscar escuelas de manejo y aprender. Él se río despectivamente, y le contestó que tenía 50 años, que ya no iba a lograrlo. Bueno, retar a una persona con un temperamento tan terco como el suyo fue la gota que derramó el vaso. Al día siguiente buscó mil escuelas de manejo, hasta que se acomodó con Escuela de manejo Coyoacan. En una semana ya estaba manejando de un lado a otro sin la necesidad de extrañar siquiera los servicios prestados anteriormente por su esposo.

Solamente bastó un reto, y una buena escuela de manejo para que esta mujer se saliera de su zona de confort, para que venciera un trauma que la había acechado por tanto tiempo. Esto nos dejó a todos una enseñanza, puesto que nunca es tarde para aprender algo, para vencer tus miedos, para comenzar a vivir de manera independiente. Digo, nadie va a hacer un artículo de ella en La Jornada, o en el periódico de tu elección, pero al menos en su familia se convirtió en un ejemplo a seguir, en una heroína de los monstruos cotidianos, los que son reales y te pueden vencer si huelen un atisbo de debilidad en tu cuerpo.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com